Por Florencia Golender 

@flope01 

La ambición de toda plataforma política por interpretar las principales preocupaciones y demandas de los ciudadanos tiene su máxima expresión en los spots de campaña, como así también, en el discurso y las recorridas de sus candidatos frente a los medios de comunicación.

En cualquier formato, todas las fuerzas coinciden en una problemática al leer a los votantes: la plata no alcanza y la situación se evidencia en la góndola del supermercado. Con mayor o menor impacto, los actos de campaña de todos los partidos para las elecciones legislativas, hacen en eje en la cuestión de los precios de los alimentos.

En territorio bonaerense, por ejemplo, es un tema que preocupa a la mayoría y que puede complicarse aún más teniendo cuenta la escalada del dólar que la semana pasada incrementó un 7% su valor de venta y pasó los 18 pesos. En este sentido, el termómetro de las fuerzas electorales, principalmente las opositoras, insiste en llamar a votar “con el changuito”, siguiendo la lógica de la conocida expresión que convoca a “votar con el bolsillo”.

Focalizan en el ticket del supermercado o del pequeño comercio de alimentos y lo resalta como una variable fundamental a la hora de estar frente a la urna. Incluso desde el oficialismo, reconocen esta pérdida adquisitiva. Si bien aseguran que el cambio se está sintiendo a nivel general, admiten que hay zonas a las que aún no llegó el crecimiento económico.

Consultado por el asunto, el precandidato a senador nacional por la provincia, Esteban Bullrich, dijo: “Sentimos el dolor de esa realidad porque damos la cara y hablamos con los bonaerenses a los que les está costando llegar a fin de mes. Compartimos ese dolor porque uno quiere que puedan sentir este gran cambio que está sucediendo”.

La líder de Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner, estrenó spot televisivo con una metáfora clara al respecto. En una de las escenas se ve a una joven que va al supermercado y a la hora de pagar en la caja, se encuentra con una urna donde emite su voto.

“El mensaje es tu voto”, se titula el spot que recorre diferentes problemáticas de bolsillo, como el aumento aplicado a las tarifas de transporte. Uno con propuestas concretas como la de bajar el IVA de los alimentos, es Sergio Massa, candidato por el frente 1País, quien sostuvo el fin de semana que “en algún momento este modelo económico para pocos va a estallar, porque no es sostenible”.

También, Florencio Randazzo de Cumplir, insiste en la cuestión del poder adquisitivo y hace unos días puntualizó sobre la suba de la moneda estadounidense: “Sólo un gobierno como éste piensa que la suba del dólar no se trasladará a precios, ni siquiera hay que saber de economía, hay que saber de historia. Se va a trasladar nuevamente a los precios”.

El sector que plantea hace rato lo caros que están los alimentos y la capacidad adquisitiva de los salarios, es la izquierda. Para estas elecciones, se lo escuchó al candidato a diputado nacional por el frente Creo, Pablo Michelli, opinar: “con (Mauricio) Macri necesitas tres semestres por año para vivir porque el segundo nunca llega y con Cristina que los meses duren 20 días para que alcance el sueldo”.

Todos los índices

En junio, la Canasta Básica Total se ubicó en $14.811 para una familia tipo y aumentó 11% desde enero, según la estimación del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). En tanto, la Canasta de Alimentos subió 9,3% al cabo del primer semestre y alcanzó $6.045.

Es el 80% del salario mínimo que fijó el gobierno nacional en $8.060 de forma unilateral, tras fracasar la negociación entre empresarios y representantes gremiales en el Consejo del Salario. La resolución del Ejecutivo se fijó en tres tramos de $8.860 que se cobrarán a partir de agosto, $9.500 desde el 1º de enero y $10.000 en julio de 2018.

Del mismo ente estadístico, la medición de Precios al Consumidor arrojó una inflación general de enero a junio de 11,8%. Impulsada, principalmente, por el rubro alimentos y bebidas. Al mismo tiempo, las ventas en cantidades en supermercados cayeron 2,5% en junio, en la comparación interanual.

En plena campaña, los números concretos tienen su impacto, pero a la hora de convencer y persuadir son los políticos los que se ofertan en la góndola y aquel que “vende” mejor su idea, el que gana. En dos semanas se sabrá quien viene interpretando mejor al ciudadano.

Imunes a la propagandas políticas, los cuidadanos ya saben que votan 

Por Gabriel Arias 

garias@cronica.com.ar 

A dos semanas de llevarse a cabo las PASO (Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) en todo el país, los spots políticos que aparecen en todos los medios intentan atraer gente hacia las diversas listas que se presentan, aunque ¿cuál es la opinión de la gente?, ¿puede una propaganda cambiar el pensamiento de un elector? Estas son algunas de las consultas que “Crónica” hizo en la calle a los ciudadanos, y que mostró resultados interesantes.

El sondeo arrojó un desinterés casi total de la gente por los spots publicitarios y admitieron que “no cambiará el voto de la gente”, a pesar de lo que se diga. Otro de los puntos que arrojó la encuesta, es que el precio de los alimentos y la inflación son importantes para la gente a la hora de emitir su voto, aunque la inseguridad y el desempleo también forman parte del abanico de problemáticas que “no deja dormir al pueblo”.

Eduardo le comentó a este diario que “estuve viendo algunos de los spots pero no me interesa para nada, porque lo que uno piensa de la política está definido y no hay nada que pueda cambiar el pensamiento de una persona a la hora de votar. El tema del aumento de precios es importante y puede tener un peso a la hora de votar, aunque otros temas como la inseguridad y la corrupción que se tienen que cambiar”.

A su vez, Mario opinó que “existe un paquetes de cosas que están presente en las personas a la hora de votar, uno de ellos es la inflación y otro el aumento de los precios”. Otra de las encuestadas, llamada Erica, agregó con suma preocupación que “en este tiempo ví pocos avisos políticos y no me interesaron en absoluto. Hoy por hoy la gente está enojada y sabe lo que quiere votar, nada le hará cambiar de parecer”.

Por su parte, Jorge enumeró: “Alimentos, aumentos, corrupción, inseguridad son temas importantes que se evalúan a la hora de votar”. “El problema -continúo Ericaes que aumento la carne, los alimentos, todo es de terror. Antes iba al supermercado y hacía una compra mensual de 6.000 pesos, y ahora con esa plata, no te alcanza para todo el mes. Cuando a la gente le tocas el bolsillo por la comida o impuestos es primordial, porque a la gente no le alcanza y la pasa mal. Se sabe que hay otros temas importantes, pero la alimentación me parece que es clave”.

La campaña por elegir diputados y senadores arrancó hace días, aunque los candidatos tendrán que mostrar más de lo que lo hacen para convencer a los votantes.