Por Luciano Bugner
lbugner@cronica.com.ar

Empezó una nueva semana y los docentes buscan cambiar la forma de reclamo. Al paro muchos lo ven como “agotado”. Por eso llegaron a la Plaza del Congreso para instalar allí una “escuela pública itinerante”, que recorra las principales plazas del país contando el trasfondo del conflicto. Sin embargo, al caer la noche, la policía llegó y, gas pimienta mediante, reprimió a los trabajadores de la educación, nucleados en Ctera. Como saldo, cuatro maestros fueron detenidos. 

El mal tiempo no frenó a los docentes, que continúan reclamando por una nueva ley de financiamiento educativo y el cumplimiento de la paritaria nacional docente.

Bajo esos pedidos intentaron instalar una carpa en la Plaza del Congreso, aunque en un principio la policía los frenó. La primera traba llegó alrededor de las 17, cuando personal policial se acercó a los docentes y les pidió que levantaran la infraestructura y se fueran del lugar.

Mientras la lluvia caía más intensa en la ciudad, también se intensificaba la relación entre ambas partes, ya que pasadas las 20 llegó la “brutal represión”, según contó Sonia Alesso, titular de Ctera. “Nos pidieron una forma de reclamo distinta, más pacífica, y nos encontramos con esto”, agregó.

Las imágenes que se vivieron ayer en Congreso no dejan duda. O por lo menos así lo interpretó Roberto Baradel (Suteba), a quien le consta que “el pedido de reprimir viene directamente de Mauricio Macri. Nosotros, los docentes, en ningún momento ni siquiera insultamos. Estábamos armando todo y vino la policía directamente a reprimir, a tirar gas pimienta. Y hasta detuvieron a varios compañeros”. Según trascendió, cuatro docentes permanecían, detenidos en la comisaría 6ª.

En el reclamo estuvo presente Sonia Alesso, de Ctera, quien recordó la carpa blanca (instalada el 2 de abril de 1997 y que duró más de 1.000 días) que enfrentó al menemismo. “Los docentes somos originales a la hora de hacer reclamos. Pero nos encontramos con esto: con policías reprimiendo a docentes con guardapolvos blancos”, agregó. 

La escuela pública itinerante comenzaría a funcionar este lunes, cuando los mismos docentes informen, a quien se acerque, sobre la situación que están atravesando todos los maestros del país, teniendo en cuenta que hay 18 provincias que no cerraron el acuerdo paritario. “Buscamos que cumplan con la ley paritaria nacional”, dijo Eduardo López, de UTE Capital.

La estructura de esta escuela itinerante mide 15 metros por 6 y es móvil, por lo cual se desplazará por varios puntos de la ciudad de Buenos Aires y del país. Además participarán distintos funcionarios y personalidades públicas.