El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, aseguró que siguen buscando "a dos personas" extraviadas tras el recital del Indio Solari en Olavarría, mientras el fiscal general de Azul, Marcelo Sobrino, evaluó que las malas condiciones en que se realizó el concierto pueden ser "concausales" en las muertes de las dos personas que investiga la justicia.

"Una persona desaparecida es de Virrey del Pino (Buenos Aires), aunque la familia no está segura de que haya ido al recital, cree que puede haber ido; y la otra vive en Ushuaia, no tiene celular, por lo que a ambos los estamos buscando", afirmó Ritondo, quien explicó que continúan realizándose tareas de identificación "en las calles y en los campings" con el operativo de rastrillaje que se inició hace dos días.

Las personas a las que hizo referencia el ministro son Jesús Juarez, de 40 años, con domicilio en Virrey del PIno (denunciado como averiguación de paradero) y una mujer de apellido Ulloa, de Tierra del Fuego.

La gobernadora de la provincia, María Eugenia Vidal, envío su solidaridad a las familias afectadas y afirmó que el operativo donde se desplegó Policía Bonaerense, Federal y Gendarmería en Olavarría sigue en pie, al abrir una conferencia de prensa sobre las negociaciones con los docentes.

"Lo que nos pasó a todos fue muy doloroso. Mis condolencias a las familias de las personas que fallecieron. Nuestro equipo trabaja desde el domingo en el lugar, y todavía el operativo no se terminó", expresó la mandataria provincial.
 
Por su parte, el ministro jefe de gabinete de Tierra del Fuego, Leonardo Gorbacz, aseguró que “el gobierno fueguino ya no busca a ninguna persona oriunda de la provincia extraviada en ocasión del recital del Indio Solari en Olavarría” y que "la última persona de la lista era el joven Paúl Colívoro Quiroga, de 23 años y con domicilio en Ushuaia, que apareció el lunes en Necochea en compañía de su novia”.

Por otra parte, Ritondo aseveró que "más allá de los desbordes que ocurrieron" en la noche del recital el último sábado, donde murieron Juan Francisco Bulacio y Javier León, "no hubo mayores desbordes".

"La ruta estuvo colapsada porque hubo más de 80.000 autos desplazándose y cerca de 1.000 colectivos, y sólo hubo un accidente, lamentablemente", justificó. 

En cuanto a la investigación, Sobrino precisó que la fiscal de Olavarría Susana Alonso, a cargo de la investigación, tomó declaración testimonial al intendente Ezequiel Galli, indagó al personal de salud y seguridad contratados por la productora, y a la policía, que se suman a las declaraciones brindadas con anterioridad por Solari, los músicos de la banda y los dueños de En Vivo S.A., que organizó el show.

La situación de Galli pareció complicarse en las últimas horas tras la filtración de un video donde se lo ve discutir con los productores del show y vendedores de cerveza sobre dónde ubicar los puestos de expendio de alcohol, prueba que se suma a una entrevista radial previa al recital donde el jefe comunal aseguró que esperaba "como mínimo" 200.000 personas y que en su intendencia "apostaban" cuánta gente asisitiría.

Sobrino aclaró que, si bien "no se descartan otros delitos", la causa principal es la de averiguación de causales de muerte y confirmó que las pericias de las autopsias ya llegaron a la fiscal Alonso.

"Ella determinará si deberá pedir una pericia específica para ver las causales reales de la muerte de estas personas", aseveró y agregó que se evalúa convocar a un médico legista para analizar las pruebas recavadas sobre las muertes de León y Bulacio.

Sobrino explicó que las autopsias y las pericias bioquímicas arrojaron que Bulacio murió de un paro carodiorrespiratorio y León por una trombosis en el corazón, pero que no se descarta que las malas condiciones en que se brindó el recital, al que asistieron casi el doble del público permitido, hayan contribuido como "concausales" en los decesos.

El próximo paso, será solicitar pruebas sobre todo lo sucedido afuera y dentro del predio con filmaciones y pericias para desentrañar la cadena de responsabilidades, y "luego, la fiscal y los jueces evaluarán la prueba", afirmó.
Sobrino estimó que Alonso "va a determinar en qué tipo penal se encuadra la causa y a partir de allí puede haber más imputaciones", tras haber aclarado a que los hermanos Matías y Marcos Peuscovich, dueños de En Vivo SA, abandonaron su calidad de testigos en la causa.

"Se están reuniendo los elementos necesarios para evaluar qué delito se les imputa, técnicamente se les informó que están dentro de lo que dictamina el artículo 60 del Código Penal, mediante el cual dejan ya de estar en calidad de testigos", había dicho Sobrino.

El abogado de León, Fernando Burlando, anticipó que pedirá las detenciones de Carlos "Indio" Solari, de Galli y los Peuscovich.